6.10.15

Aportar a la ciudad desde la vejez... (parte I)


Es habitual pensar en la ciudad como un contenedor de vida, una superposición de viviendas dentro de la cual el habitar se adueña del espacio y las personas tienen la capacidad de modelarlo y adaptarlo para hacerlo suyo. Pero hay lugares que están cayendo en el olvido, perdiendo vida para convertirse en ruina. Lugares en los que empieza a reinar la soledad. Así es el solar en el que actué en el Proyecto de Fin de Carrera, un espacio que si bien un día tuvo su pilar en la vitalidad de la gente que lo frecuentaba, hoy sólo queda en la memoria de las personas que transitan por sus lindes.

De alguna manera el proyecto quiere crear un mapa, una serie de estrategias que ordenen el solar a partir de un modelo y sea capaz de crear una brecha en lo que hasta hoy se ha definido como “residencia de mayores”. Un concepto antiguo y obsoleto que pone fecha de caducidad a personas que en mucho de los casos ven menguada su vitalidad por la soledad antes que por los años.

Y para conseguirlo no hay otra manera que repensar el modelo, cuestionando y poniendo en duda todos y cada uno de los aspectos que se han heredado. Pero no soy la primera en hacer esto, son muchas las discusiones que están surgiendo hoy en día en torno a este colectivo, muy juzgado y poco comprendido. Hablar de mayores es hablar ni más ni menos que de nuestro futuro, de esas personas que ya no encuentran su lugar tan fácilmente en la ciudad pero que tampoco se consideran fuera de ella, personas que sin más empiezan a notar que la ciudad comienza a darles la espalda, por distintos motivos, pero personas que aún están muy activas y quieren seguir aportando a la sociedad.

Qué mejor manera de rescatar un solar de la soledad que recordando su memoria, de la mano de un colectivo cuya principal lucha en los tiempos que corren es precisamente esa, la soledad.
Aprovechando que ayer fue el día del mayor... 

(Extracto de las reflexiones del Proyecto Fin de Carrera...)

No hay comentarios

Publicar un comentario

Nota del autor: los comentarios que resulten ofensivos o de temática diferente a la aquí tratada serán eliminados. Desde "planta o sección" agradecemos la crítica constructiva y sobre todo, agradecemos tu visita y dedicación.

© planta o sección
Maira Gall