30.3.12

Cuando éramos cultos - Documental "la Sexta"

Salvados nos deja un documental con un tema muy de moda ultimamente. Jordi Évole se va a distintas ciudades de España donde hay un claro ejemplo de burbuja cultural y repasa algunas de las inversiones más polémicas en equipamientos culturales, como la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia o la Ciudad de la Cultura de Galicia. Pincha aquí para ver los vídeos.

Fuente: la Sexta
Canal del Video: EL INTERMEDIO Y SALVADOS (wyomingforever)

27.3.12

Las huellas de la sociedad

Posiblemente esta nueva entrada que abro sea algo aun incomprensible para mi por ser estudiante, pero llevo tiempo dándole vueltas y he decidido dejar por aquí un texto.

He escuchado decir varias veces de arquitectos, la indignación que sienten cuando su edificio al cabo del tiempo se va deteriorando o la gente que lo usa les da un uso que no es el esperado. Sin ir más lejos, los vecinos de las viviendas de Cruz y Ortiz en Doña María Coronel, comentaban que esa fachada era intocable por orden del arquitecto (el cual posee alguna vivienda allí). 

Aún no entiendo esa actitud y quizás si algún día construyo la entienda...pero me resulta un poco egoísta. Aunque podamos hablar de arte en la arquitectura...no creo que los edificios sean obras de arte. Debemos cuidar los edificios ya que es nuestro deber para mantenerlos, pero si alguien tiene la necesidad de poner el aparato del aire acondicionado en la fachada porque no puede en otro sitio ¿es culpa del vecino o del arquitecto por no prever ese factor? claramente modifica esa composición perfecta que el arquitecto ha pensado. ¿Por qué le duele ver que la gente deja las bombonas en los balcones? es lo normal, si la bombona se gasta va al balcón o donde el que vive ahí quiera. Y si no...prevé un espacio para que pongan las bombonas. Al fin y al cabo la gente activa el espacio y siempre no puede ser como uno quiere...las personas tienen que vivir. Otro caso curioso ocurre en las viviendas de MGM en San Jerónimo...unas viviendas para gente con menos recursos económicos las cuales están algo deterioradas. Fui a visitarlas y a pesar del deterioro no me decepcioné porque vi que la gente vive en ese lugar...y esa malla que ponen además de ser un buen recurso en el paso, ellos la usan para tender ropa o colgar macetas ¿no es esto también activar el espacio? a mi nunca se me habría ocurrido. Están algo sucias, pero es normal. 

Vivienda en San Jerónimo, Sevilla - MGM

Viviendas en San Jerónimo, Sevilla - MGM


No creo que se pueda pretender que un edificio quede impoluto ni pensar que eso vaya a ser una obra pura para el resto de los años, como en el caso de las obras inmaculadas de Alvaro Siza, tan puro todo que le salen grietas bajo el alfeizar de las ventanas...o un caso que he visitado recientemente, la premiada intervención en la muralla Nazarí de Granada de Torecillas, una intervención muy sugerente si no fuera porque el estrecho paso interior es un perfecto lugar para temblar de miedo aparte de la suciedad que recubre el suelo (y eso era de esperar).

Intervención en Muralla Nazarí (interior), Granada - A. J. Torrecillas 

Intervención en Muralla Nazarí (exterior), Granada - A. J. Torrecillas


En definitiva...no creo que debamos tomarnos el proyecto como algo que será así para le eternidad tal y como lo poryectamos. La sociedad va a usarlo y a veces puede que nos olvidemos que el uso lo deteriora e incluso lo cambia. También es cierto que habría que cambiar un poco la cultura arquitectónica en España...pero bueno, ese tema es de otra entrada. Queda abierta a comentarios. 

PD: Me ha alegrado ver el Doodle de hoy, recordando a Mies jaja




22.3.12

¿Por qué no darle otro uso a lo que tenemos en lugar de crear más y más?


El pasado Lunes 19 de Marzo se celebraba en la ETSAS el 2º Congreso de Construcción Sostenible y Soluciones Eco-eficientes. Fueron muchos los temas de interés tratados pero me ha parecido interesante reflexionar aquí acerca de los envases. Envases, contenedores, plásticos, maderas o cualquier otro soporte de carácter residual cuya utilidad es facilitar el transporte de ciertos materiales de obra y cuya vida útil se reduce a unos dias. 

Esto no sólo ocurre en obra, donde dicho sea de paso supone un importante porcentaje contaminante. Esta problemática se repite cada día en miles de situaciones cotidianas. Quizás el ejemplo del que más conciencializados estamos son las bolsas de plástico. ¿Miramos alrededor? Las cajas dónde vienen las muñecas, los paquetes de clinex, el papel de plata para envolver el bocadillo,...

¿Estamos realmente concienciados del problema medioambiental? Parece ser que cada vez lo tenemos más en cuenta pero ¿vamos por buen camino? Las plantas son capaces de vivir con el CO2 que los seres humanos expulsamos, que para nosotros prácticamente no es más que un residuo, ¿existe alguna manera de aprovechar estos residuos más allá del reciclaje como las plantas se aprovechan de los nuestros?

Éstas son algunas propuestas a nivel arquitectónico que aprovechan materiales sobrantes de las obras. Me parece muy interesante como concepto, pues creo que ya hemos destrozado bastante el planeta como para seguir fabricando.

Intervención temporal con 279 palets. Ver más


En relación con el artículo de "sociedad como motor de la arquitectura"¿por qué no buscamos otra forma de funcionar que no dependa de crear, crear, crear, sin pararnos a pensar en lo que estamos haciendo ni en si hace falta? Aprovechemos lo que ya hay, lo que ya hemos transformado, arrimemos el hombro, colaboremos a salvar el planeta.

17.3.12

Se acabó la fiesta - Documental TVE

Aquí enlazamos un interesante documental emitido en TVE en diciembre de 2011. En él se reflexiona sobre el  alocado transcurso de la arquitectura en estos últimos años con la opinión de Félix de Azua, Richard Rogers, Blanca Lleo o el recien fallecido Luís Moreno Mansilla con su compañero Emilio Tuñón entre otros. Merece la pena. 

16.3.12

Sociedad como motor de la arquitectura

Un grupo de adolescentes con patines y skate, una pareja de abuelitos sentados en un banco, una muchacha con cascos paseando al perro, un señor con traje y maletín que camina con prisas, un grupo de "giris" con un mapa y una cámara de fotos. ¿Alguien ha probado a sentarse en un banco y contemplar cómo muta la ciudad? Cada hora, cada día, cada persona o grupo de personas transmite una sensación diferente, aporta algo diferente a la ciudad. Negociación. Un mutuo acuerdo que aparece entre el individuo y la ciudad y que da sentido a ésta última. 

¿Qué es una ciudad sin gente paseando y haciendo mutar las calles a su paso? Es como un partido de fútbol sin balón o una función sin espectadores. Cada intervención que hagamos en la ciudad tiene que tener una intencionalidad, ir dirigida a una sociedad, o más que a una sociedad a muchas sociedades. Sociedades que convivan independientes pero simultáneamente en un mismo espacio. Arquitecturas que se difuminen en la ciudad pero que desde el silencio la revitalicen. Esto crea riqueza, esto es lo que las ciudades nos están pidiendo a gritos hoy en día.

Ya no necesitamos promociones de 200 viviendas, ni necesitamos gastar un dineral en arquitectura mediática. La crisis, en el ámbito arquitectónico va a lograr que centremos la cabeza, que asimilemos los tiempos en que vivimos y nos preocupemos por prestar servicios a la sociedad, por hacer una arquitectura enfocada al hombre, que acojan todas las sociedades y que muten con éstas. 

No buscamos ya arquitecturas como hitos como el Partenón u otras referencias a las que se ha aludido una y otra vez de la cultura clásica, no buscamos arquitecturas utópicas como las que vinieron de la mano de R. B. Fuller, ni buscamos esas arquitecturas mediáticas tan costosas como la que hizo famosa la ciudad de Bilbao de la mano del Guggenheim. No. 

Dejemos que cada ciudad se esculpa por sí misma, que nos muestre lo que necesita, y sólo entonces estaremos los arquitectos llamados a actuar.

11.3.12

Rutina

"Normalmente me levanto pronto para escribir y pensar sobre las ideas de los nuevos proyectos. Las mañanas son el único momento que tengo para mí. Siempre llevo conmigo un cuaderno donde dibujo bocetos y redacto borradores de textos pues, en general, escribo a mano".

Toyo Ito. Conversaciones con Estudiantes. Página 48. 

9.3.12

El proyecto único

En estos días ando leyendo un libro de Toyo Ito, Toyo Ito. Conversaciones con estudiantes. En uno de sus textos leí el siguiente fragmento:

(...)Los aspectos formales, sean buenos o malos, no vienen al caso; un cambio en la forma o en la posición de cualquiera de los tubos no haría más que alterar el equilibrio general y requeriría del reposicionamiento del resto hasta que se alcanzase otro nuevo equilibrio. Aquí, pues, no cabe ninguna solución óptima “mejor”, no es posible una discusión de los méritos relativos de una disposición respecto a otra.

Este planteamiento se diferencia bastante del pensamiento arquitectóncio del movimiento moderno, con su afán por encontrar claridad y optimización en todo”.

En el texto se hace referencia a la Estación de Oslo en el que unos tubos atraviesan por distintas zonas un edificio prismático, creando en su interior diferentes espacios.



Nueva bibliteca central Deichman-Oslo-Toyo Ito

El hecho de que me llamara la atención fue por que me recordó a otro texto leido en la clase de Composición del día 5 de marzo en el que podía leerse lo siguiente:

(...)En la segunda, texto ya no es algo completo, cerrado en un libro entre sus tapas; es una red diferencial, un tejido de huellas que se refiere hasta el infinito a algo diferente en sí mismo. Texto en este sentido es una condición fundamental de DESPLAZAMIENTO. No es un objeto estable sino un proceso, una actividad transgresiva que dispersa al autor como centro, límite y garantía de verdad (...) El texto nunca permite un único significado. Todo se presenta para significar más de una cosa. La arquitectura, debido a su presencia, su especificidad de tiempo y su espacio, ha sido tradicionalmente vista como algo necesariamente unívoco. Es decir, se resiste a la multivalencia dislocadora del texto. Implicaría lo mismo entender la arquitectura como texto que como segunda lengua, en otras palabras, como algo no originario y no natural”. 
Eisseman. P. (1984) LA ARQUITECTURA COMO SEGUNDA LENGUA: LOS ENTRE-TEXTOS. Obras y Proyectos. GIORRA, P. ELECTA

En él se trata la arquitectura como una segunda lengua, proveniente de otras ciencas o técnicas, ya que por ella misma no podría ser. Dice que la arquitectura es el texto con su carácter dislocador.

En ambos textos se trata la aleatoriedad/elección de una solución. La arquitectura ya no puede verse como una respuesta única a una causa concreta pues no puede ser ni blanco ni negro. Hoy creo que la arquitectura se mueve en la escala de grises y una solución debe ser elegida y razonada al final...pero muchas otras soluciones podrían haber sido igualmente razonables. Como se comenta en el texto de Toyo Ito, esos tubos podrían haber ido por otro lugar, solo habría que reajustar el proyecto a ese nuevo cambio...pero el optó por esa solución.


Son simplemente aspectos formales. Lo principal es tener una ESTRATEGIA de proyecto clara, que pueda resistir cualquier elección de estos aspectos.

8.3.12

Diálogos

Lograr un diálogo entre lo que se construye y el lugar es algo realmente complejo aunque el resultado final sea algo "simple". Este ha sido el tema de la clase de Composición del lunes pasado que más me ha interesado. Después de haber estado tres semanas trabajando con textos e imágenes sobre el paisaje, el colofón final para cerrar el bloque me ha parecido realmente bueno.

Las obras expuestas de José Adriao son un perfecto ejemplo del reto que hablábamos antes. Su intervención en Ocreza muestra una gran delicadeza y comprensión del medio. Se trata de un proyecto para la observación del paisaje donde el agua se convierte en el elemento que estructura todo el proyecto. José rompe el paisaje para introducir un camino peatonal donde van ocurriendo cosas. Aparecerán elementos como plataformas con información sobre el medio o cubos elevados para poder visualizar el territorio además de elementos para descansar, todo en hormigón y con formas muy puras.

Planta de la intervención

Plataforma/Observatorio


Cubos observatorio

Pero es el proyecto en Santa Clara a Velha el que más me ha impresionado. Con poco presupuesto había que resolver un merendero al lado de un antiguo puente. La respuesta del arquitecto es mínima pero eficaz: cinco grandes vigas dispuestas entre las islas que hay en la rivera del río creando un pequeño recorrido. Simple y sin intervenir en el paisaje de forma brusca, todo lo contrario, admirándolo siempre.

Planta de la intervención

Puente/Viga

7.3.12

The end of suburbia


(Después de ver el documental que da título a esta entrada del Blog y como pequeña valoración crítica) 


Nihil novum sub sole. Ciertamente el problema energético que se plantea en el documental es conocido (por todo aquel que tuviera un mínimo interés por conocerlo) desde hace bastante tiempo. No es el efecto de una causa tan compleja que necesite un ejercicio de hermenéutica para ser comprendido, tan sólo una secuencia de sucesos lógicos y predecibles por cualquiera. Tenemos un recurso determinado y este es limitado, luego en algún momento se acabará. A todo esto se pueden añadir matices como: cuanto más rápido lo consumamos menos tiempo durará, si lo usamos en cosas innecesarias tendremos menos para las cuestiones importantes y un largo etc. Es por tanto una cuestión que miro desde una cierta perspectiva y sin una preocupación excesiva, no porque no sea preocupante, sino más bien porque las decisiones que deben ser tomadas para solventar el problema no deben ser tomadas por mí y sobre todo porque considero que forma parte de la naturaleza humana esta manera de actuar. Pero sí; reciclo y evito tirar pilas a los lagos.

Si la especie humana es la autora de ciudades absolutamente irracionales (desde el punto de vista de la sostenibilidad) en el desierto, de coches todoterreno de 2 toneladas de peso y 500 CV de potencia que sólo van a ser usados por la ciudad y de toda una vasta y extensísima lista de sandeces de colosales dimensiones, entonces ¿qué no se puede esperar que haga?. Lo cierto es que la humanidad hará todo aquello que le sea posible hacer (en mayor o menor medida, pero lo hará). Esta es una máxima que lleva cumpliéndose desde el principio de los tiempos. El mayor de los frenos es el límite que pone la naturaleza y es en ese en el que confío. Si la humanidad va a respetar y proteger el ecosistema no será desde luego por “bondad antropológica” sino más bien por causa de fuerza mayor: si se destruye la vida en la tierra nosotros también pereceremos. Así pues, veo que el problema de la escasez de “energía fácil” vendrá a solucionarse precisamente por los mismos cauces que nos han llevado a la crisis.

1.3.12

El ocaso de la energía fácil



La  crisis energética es un problema que para unos debe ser tratado en la arquitectura sin lugar a dudas. Por poner sólo un ejemplo, en la monografía del Media Tic (editada por ACTAR) podemos leer un artículo que dice así en uno de sus párrafos: "La producción y la eficiencia han sido altas mientras las materias primas y la energía han sido abundantes y baratas. Hemos tenido tantos ladrillos, vigas y sillares como hemos solicitado, y mucha más energía de la que nos hacía falta. El precio de estas materias se ha centrado en la producción más o menos eficaz y, en casos contados, en la excelencia estética. Sobre la eficiencia y la pertinencia se ha reflexionado poco y mucho menos tenido en cuenta."

Pues es cierto que no se ha hecho, al menos en términos de “élite arquitectónica” (entrecomillado porque dudo mucho de este sector). ¿No puede ser que muchos de los que se consideran ejemplos a imitar no sean tan imitables como se nos quiere hacer ver? ¿Salir en una revista automáticamente te coloca por encima en criterio de aquel que no lo ha hecho? ¿Todo lo que sale en las grandes publicaciones es bueno? Y si no es así ¿Cuánto de malo aparece en ellas?. No pocos arquitectos “estrella” ignoran o son casi indiferentes al problema energético. ¿Se equivocan estos o aquellos?.