5.4.12

Un fin de semana en Granada

Después de unos días de flojera para escribir (vacaciones y esas cosas que con la escuela no son vacaciones), me animo a escribir el último viaje...o mejor dicho el último desplazamiento. Dos de nosotros estuvimos por Granada pasando el fin de semana del 24 de marzo en casa de un amigo. Granada es una ciudad especial y guarda un ambiente acogedor en sus calles. Más allá del centro de calles anchas, encontramos por Granada calles estrechas y subidas que nos llevan a las mejores vistas panorámicas de la ciudad. 


Puedes perderte por ella y encontrar en cada rincón una tetería o ese ambiente árabe que tanto la caracteriza. En Granada hay ese encanto que ya perdieron muchas grandes ciudades, el de una ciudad que aun así te parece un pueblo grande. 

Pero no escribo esta entrada para alabar Granada, ni para contar toda mi visita, pues aunque fue tan solo un fin de semana, fue intensa. La intención es comentar algunos de los edificios de la arquitectura más nueva que hay por allí. Intentaré ser breve y seleccionar bien las fotos, aunque seguramente las podréis encontrar mucho mejores en la web de cada respectivo arquitecto. 

Una de las cosas que más ganas teníamos de ver era el Edificio Zaida, del arquitecto Alvaro Siza y de hecho, fue la primera que vimos. También fue la que más nos decepcionó, ya que aunque ya habíamos visto en fotos partes de este edificio, no esperábamos que en vivo fuera a seguir siendo tan...corriente. No quiero decir que sea malo hacer algo que no llame la atención...simplemente que el edificio en si no te llamaba a nada. Si no recuerdo mal en la parte baja era Caja Granada y en las plantas superiores eran oficinas. Hicimos dos veces el intento de entrar, pero nos cogió en días de no trabajo y estaba cerrado siempre. 
Edificio Zaida (Alvaro Siza) - Granada
La foto está cogida de internet ya que tampoco me llamó demasiado fotografiarlo. En los medios que he buscado hay pocas publicaciones de este edifciio, quien sabe, quizás tampoco le gusta al mismo arquitecto. 

El siguiente fuimos a las afueras de la ciudad para visitar Caja Granada, de Alberto Campo Baeza y el Parque de las Ciencias de Carlos Ferrater

En Caja Granada, intentamos entrar en el famoso cubo principal, pero no pudimos puesto que había que pedir permiso con al menos 48 horas de antelación y esto no lo sabíamos...claro, un sabado no nos va a abrir nadie. Donde si pudimos entrar es en la otra parte, donde se alberga el auditorio, restaurante, museo etc. 







Cuando no has visto ninguna obra de Alberto Campo Baeza antes, creo que algo así impresiona bastante. Es un edificio muy puro y agradable a la vista. Un gran bloque de hormigón. Eso si, el patio blanco inmaculado, es realmente infumable, pues al cabo de unos minutos allí y con día nublado, era difícil tener los ojos bien abiertos de blanco que es. Comentan por ahí que uno de los jefes al ver el patio dijo "que era tan bello como inútil", pues en verano lo suelen cerrar (demasiada luz) y además comunica varias plantas entre exposicionse de pago y exposiciones libres (de nuevo hay que cerrarlo). Pero como valoración general nos pareció un edificio bastante interesante y siempre con esa manía estética de este arquitecto. 


Luego nos pasamos al Parque de las Ciencias, obra de Carlos Ferrater. Merece la pena visitarlo ya no solo por el edificio en sí sino por el contenido, es bastante entretenido. El edificio está muy bien conservado y además se plantea como un lugar para vivirlo, no solo visitarlo. Tiene cafetería, biblioteca y ordenadores entre otras cosas, a lo que podemos sin llegar sin pagar. Vimos algún que otro estudiante que decidía estudiar allí y el ambiente realmente era idóneo. 











Es un edificio muy cuidado y siempre con un ambiente modesto. Nos gustó su forma de distribuir las diferentes salas y la forma en que la luz entra en el edificio...además de las luz artificil, que puede apreciarse en varias fotos. Además destacamos el espacio limpio y sin pilares. 

Tras acabar con el Parque de las ciencias nos pasamos por un lugar muy cerca de este, proyectado como espacio público por Francisco J. del Corral. Lo descubrimos en Plataforma Arquitectura y las fotos nos llevó a visitarlo. Fue una gran decepción, pues realmente, la foto capta su acabado, pero no como lo tienen ahora. 


Supuéstamente es un espacio para pasear o sentarte y pensar. Un lugar para estar simplemente en un ambiente agradable donde oyes el transcurrir del agua. El problema viene cuando no hay agua. Por lo que se ve han decidido cortar el grifo o solo lo abrirán en ocasiones, no lo se la verdad, pero nos quedamos desilusionados. 




Por último, el lunes, fue el día más intenso. Con antelación habíamos enviado un correo a una arquitecta que dio hace unos meses una conferencia en la etsaS, Elisa Valero, y entre sus obras expuso su estudio de arqutiectura, ubicado en Granada. Nos gustó y ella nos parecio bastante simpática así que enviamos dicho correo para saber si iba a poder recibirnos el lunes. Aunque ella no pudo estar, si lo hizo su compañero, atendiéndonos muy amablemente. 



Fotografía por Fernando Alda.

Elisa ha tenido la suerte de proyectar algo por ella y para ella y esto precisamente es lo mejor que guarda el estudio. No puedo discutir de calidad o no, o de bonito o feo, pero estoy seguro que ella estará encantada en él. El estudio tenia una luz agradable y una distribución de los espacios acorde a la parcela tan pequeña. Nos gustó su estantería continua en cada planta, que artícula la escalera y los espacios tan pequeños que se sacaba de la manga. También estuvo bien hablar con su compañero en el poco tiempo que pudimos estar. 

Finalmente, y tras tanta arquitectura, nos acercamos a ver una pequeña intervención de Antonio Jiménez Torrecillas en la Antigua Muralla Nazarí de Granada



Tras un gran camino de subida, la encontramos. Una polémica intervención en esta antigua muralla que comunicaba dos barrios. La muralla goza de varios premios de arquitectura incluida la nominación al Mies van der Rohe. Realmente entedemos la polémica que tuvo, que no voy a contar por aquí, y que más abajo hay otra publicación sobre ella en este blog. Pero es interesante el juego de piezas que hace y cómo entra la luz dentro. También veo acertado el modo de plantar lo nuevo...pero sin duda alguna, tiene cosas incomprensibles. 

Esto ha sido todo. Vimos algo más, pero más de pasada como para escribirlo aquí. Todas las fotos las hicimos nosotros a escepción de las del estudio de Elisa Valero, realizadas por Fernando Alda. Nos quedamos con buen sabor de boca con Granada.  

No hay comentarios

Publicar un comentario

Nota del autor: los comentarios que resulten ofensivos o de temática diferente a la aquí tratada serán eliminados. Desde "planta o sección" agradecemos la crítica constructiva y sobre todo, agradecemos tu visita y dedicación.

© planta o sección
Maira Gall