8.4.12

Granada: un todo inacabado enriquecido a lo largo de muchos siglos


Queda bastante bien resumido por mi compañero Juan Carlos el viaje que efectuamos a Granada, ya no sólo por lo visto sino también por las reflexiones que hicimos y discutimos a lo largo del mismo. Por lo tanto más que volver a repetir lo que ya está muy bien dicho, me ha parecido interesante hacer una reflexión acerca de la ciudad y sus tramas.

A nivel de ciudad hay algo que me gustó mucho de Granada, y es la variedad de ambientes con los que cuenta, atendiendo a su historia, en ella se nota el paso de los años, se van grabando las distintas culturas. Se le da prestigio al pasado pero sobre todo lo que más me gusta es que no se cierran las puertas a un posible futuro. Y este futuro no tiene por qué estar anclado a un patrimonio histórico tan fuerte como la Alhambra o la Catedral, o sus mismas calles.
¿Qué es esto que intento explicar? Carlos I construyó un edificio renacentista como es la Catedral de Granada aprox. en el año 1523 sobre un pratrimonio histórico previo, musulmán, tan relevante como la Alcaicería, con un ambiente completamente diferente, un conjunto de calles estrechas que siempre han servido de mercado, bazares de la época musulmana en la que se vendía y compraba. Un ambiente muy particular que sigue estando presente con la venta ahora de suvenirs. ¿Es esto una locura? ¿Un atentado al patrimonio? No, pues no lo destruye, lo refuerza.

O el Palacio de Carlos V que convive con la Alhambra, edificios que tienen una diferencia de aprox. cinco siglos y que incluso ha sufrido una adecuación reciente para convertirlo en Museo de Bellas Artes de Granada por Antonio Jiménez Torrecillas. Una gran cantidad de matices con diferencia de años que no se aminoran sino que refuerzan y se integran en un todo: Granada.  



¿Por qué tendría que quedarse ahí? En la actualidad hay algunas ciudades, como es el caso de Sevilla que parecen limitarse a recordar lo que un día fueron sin incluir este presente que hoy vivimos como parte de su historia, que también, ¿por qué no? debe estar dentro de esa trama que complejiza una ciudad. Historia que, dicho sea de paso, otras ciudades como la mayoría de ciudades estadounidenses no cuentan y han tenido que "inventar".


No hay comentarios

Publicar un comentario

Nota del autor: los comentarios que resulten ofensivos o de temática diferente a la aquí tratada serán eliminados. Desde "planta o sección" agradecemos la crítica constructiva y sobre todo, agradecemos tu visita y dedicación.

© planta o sección
Maira Gall