16.3.12

Sociedad como motor de la arquitectura

Un grupo de adolescentes con patines y skate, una pareja de abuelitos sentados en un banco, una muchacha con cascos paseando al perro, un señor con traje y maletín que camina con prisas, un grupo de "giris" con un mapa y una cámara de fotos. ¿Alguien ha probado a sentarse en un banco y contemplar cómo muta la ciudad? Cada hora, cada día, cada persona o grupo de personas transmite una sensación diferente, aporta algo diferente a la ciudad. Negociación. Un mutuo acuerdo que aparece entre el individuo y la ciudad y que da sentido a ésta última. 

¿Qué es una ciudad sin gente paseando y haciendo mutar las calles a su paso? Es como un partido de fútbol sin balón o una función sin espectadores. Cada intervención que hagamos en la ciudad tiene que tener una intencionalidad, ir dirigida a una sociedad, o más que a una sociedad a muchas sociedades. Sociedades que convivan independientes pero simultáneamente en un mismo espacio. Arquitecturas que se difuminen en la ciudad pero que desde el silencio la revitalicen. Esto crea riqueza, esto es lo que las ciudades nos están pidiendo a gritos hoy en día.

Ya no necesitamos promociones de 200 viviendas, ni necesitamos gastar un dineral en arquitectura mediática. La crisis, en el ámbito arquitectónico va a lograr que centremos la cabeza, que asimilemos los tiempos en que vivimos y nos preocupemos por prestar servicios a la sociedad, por hacer una arquitectura enfocada al hombre, que acojan todas las sociedades y que muten con éstas. 

No buscamos ya arquitecturas como hitos como el Partenón u otras referencias a las que se ha aludido una y otra vez de la cultura clásica, no buscamos arquitecturas utópicas como las que vinieron de la mano de R. B. Fuller, ni buscamos esas arquitecturas mediáticas tan costosas como la que hizo famosa la ciudad de Bilbao de la mano del Guggenheim. No. 

Dejemos que cada ciudad se esculpa por sí misma, que nos muestre lo que necesita, y sólo entonces estaremos los arquitectos llamados a actuar.

1 comentario

Nota del autor: los comentarios que resulten ofensivos o de temática diferente a la aquí tratada serán eliminados. Desde "planta o sección" agradecemos la crítica constructiva y sobre todo, agradecemos tu visita y dedicación.

© planta o sección
Maira Gall