16.2.12

Lectura. Álvaro Siza. Conversaciones con Valdemar Cruz.


Página 58. Pregunta Segunda. (¿Existe demasiado ruido, incluso en la arquitectura? ¿Se convive mal con el silencio?)
“Así es, No es mi arquitectura la que necesita del silencio, sino que todos nosotros lo necesitamos. Hay un silencio visual que es muy  necesario. Todavía hoy existe horror vacui, un mal infantil que se manifiesta en la proliferación de cosas inútiles. Actualmente cualquier ciudad ve los jardines públicos invadidos por fuentes lo más espectaculares posible, con enormes surtidores. En las guarderías normalmente no se ven niños, sino esculturas supuestamente buenas para que jueguen los niños. Hay columpios, bancos, banquitos, templetes, anuncios, cabinas telefónicas. Provocar silencio no es algo por lo que me tenga que esforzar. En mí es natural. Sin embargo, existe esa ansia de animación, una preocupación por ser muy alegre. Hay que utilizar colores muy alegres. No es así, La alegría no depende de eso. Es algo yuxtapuesto. Existe un afán de movimiento, de ruido, que se corresopnde con una edad determinada, con una necesidad de extroversión. Pero no es posible que todo sea ruido y animación. Además, sobran las falsas caricaturas. Se puede pintar una biblioteca de rojo o azul, pero eso no cambia sustancialmente a las personas. Los colores utilizados en un hospital pueden tener cierta influencia en el estado psíquico de las personas que están allí…”

Foto realizada por Ana Padorno. Pabellón de Portugal (Lisboa)
http://www.panoramio.com/photo/38042529                                         

No hay comentarios

Publicar un comentario

Nota del autor: los comentarios que resulten ofensivos o de temática diferente a la aquí tratada serán eliminados. Desde "planta o sección" agradecemos la crítica constructiva y sobre todo, agradecemos tu visita y dedicación.

© planta o sección
Maira Gall